O LECER | Okinawa, la isla de los centenarios
178
post-template-default,single,single-post,postid-178,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.7.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Okinawa, la isla de los centenarios

Okinawa, la isla de los centenarios

OkinawaAl norte de Okinawa –isla perteneciente a Japón – se encuentra el pueblo de Ogimi, un lugar que registra la mayor concentración del mundo de ancianos de más de 100 años. De sus 3500 Mapa Okinawahabitantes más de 90 sobrepasan los 100 años. Las mujeres tienen una media de esperanza de vida de 86 años; los hombres de 79. Los problemas cardiovasculares son escasos, y el índice de infartos, cáncer de mama y de próstata se encuentra muy por debajo de la media nacional

Ogimi es un pueblo paradisíaco, bañado por las aguas del Pacífico, ríos y arroyos, plagada de vegetación – la selva subtropical cubre tres cuartas partes del pueblo – y una enorme calma que atrae a muchos turistas. Sus habitantes viven en casitas bajas con huertos al lado y cultivan una forma de vida muy diferente a la del resto de Japón. Además, todo Okinawa cuenta con una lengua y unas tradiciones propias.

En 1970 el gerontólogo japonés Makoto Suzuki llegó a Okinawa y se encontró con que en la isla abundaban los centenarios y que además, estos se encontraban en muy buenas condiciones físicas, así que, subvencionado por el Ministerio de Salud japonés, realizó un estudio en el que demostró que los motivos que originan este curioso caso son tanto razones hereditarias – aunque la genética no es determinante ya que solo influye en un 30% – como su alimentación y modo de vida.

Los factores más importantes son:

– Que los mayores siguen siendo muy activos, realizando actividades como la pesca o el cultivo
– Hacen ejercicio a diario, se desplazan en bici y practican jogging y artes marciales – el kárate moderno fue inventado por uno de sus habitantes a principios del siglo XX
– Meditan habitualmente, lo cual les ayuda a estar relajados y son muy optimistas y con un gran sentido del humor
– Cultivan el “espíritu Yuimahru”- en japonés significa “círculo de relaciones” – que consiste en el apoyo mutuo entre vecinos. Mantienen una fuerte relación los unos con los otros y se apoyan tanto emocional como económicamente.
– A diferencia de occidente, en Okinawa los ancianos disfrutan de un gran respeto social

Para los mayores de la isla los secretos de que tengan tan buena salud son : ser útil y estar activo, tener amigos, cuidar lo que se come y ayudar a los vecinos
centenarios
Teru, una anciana con una salud espectacular que vive sola, como el 80% de mayores de Okinawa, declaraba en una entrevista para el periódico El País:»Estoy bien. Muy sana porque soy libre. Nada limita mi pensamiento ni mi libertad, hago lo que quiero cuando quiero».

Otro factor muy importante en el sano envejecimiento de la población de Okinawa es su alimentación, tanto es así que una de las cosas que ha exportado a occidente la isla es su famosa “dieta Okinawa”, que se basa fundamentalmente en los siguientes principios:Dieta Okinawa

– Parar de comer antes de estar lleno y comer pequeñas porciones
– Comer pensando que los alimentos tienen propiedades curativas
– Comer sin apenas grasa ni calorías
– Beber entre 8 y 12 vasos de agua al día y tomar mucho té verde y negro
– Usar siempre alimentos frescos buscando la variedad y el color en el plato y cocer a fuego lento
– Evitar el uso de microondas y barbacoas
– Comer con poco sal y azúcar

Basan su dieta en el uso de hierbas y especias – el cúrcuma se toma incluso con el té y comen mucha verdura y pescado y muy poca carne. Comen alimentos sin gluten, sustituyen los lácteos por la soja y algunos alimentos básicos para ellos son las algas, el tofu y el arroz.

En Okinawa se da una curiosa paradoja: a pesar de la presencia de los militares estadounidenses en la isla desde 1945, los ancianos han seguido manteniendo su mismas condiciones de vida y alimentación, pero no ocurre lo mismo con los jóvenes, muchos de ellos obesos, ya que se han adaptado a la forma de vida americana,y así se desplazan constantemente en coche, pasan su tiempo en centros comerciales y consumen comida basura.Como en otros muchos casos la gran influencia americana ha podido con las tradiciones y sanas costumbres. En unas cuantas décadas Okinawa pasará de ser el lugar con los ancianos mas sanos del mundo al lugar con los jóvenes más obesos del planeta.

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies