O LECER | Imaginemos que somos mayores. Literatura y vejez
52013
post-template-default,single,single-post,postid-52013,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.7.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Imaginemos que somos mayores. Literatura y vejez

Imaginemos que somos mayores. Literatura y vejez

Una de las experiencias con las que más podemos llegar a disfrutar es metiéndonos en la piel de otro, convertirnos durante el tiempo que nos dure un libro en un personaje con el que vivir otros mundos, otras vidas, otros sueños; dejarnos llevar por sus experiencias y sus vivencias.

 

En ocasiones, los protagonistas de estas aventuras son personas mayores, con una enorme vida a sus espaldas pero todavía con mucho recorrido por delante y muchas sensaciones que vivir. Por eso, en O Lecer nos encantan las obras en las que a pesar de sus avanzada edad, sus protagonistas tienen una actitud activa ante la vida y comparten con nosotros sus alegrías, sus tristezas y sus inquietudes.

 

Una de las obras más alocadas que nos podemos encontrar es “El abuelo que saltó por la ventana y se largó” del escritor sueco Jonas Jonasson, en la que Allan Karlsson, un hombre al que le faltan unos días para convertirse en centenario, decide escaparse de la residencia en la que vive y recorrer mundo. Durante su huida vivirá situaciones tan inusuales como ser perseguido por narcotraficantes o por la policía.

 

También es largo el recorrido de Harold, un jubilado que la escritora Rachel Joyce nos presenta en su obra debut “El insólito peregrinaje de Harold Fry” y que nos emociona por su profundidad y por su enorme empatía al decidir cruzar el país caminando para ir hasta la casa de una gran amiga que se va a morir. Durante el camino, Harold se encuentra con mucha gente que se abre a él y, lo más importante, se encuentra consigo mismo.

 

Y si os gustan las novelas complejas y que están a medio camino entre fantasía y realidad, no os podéis perder “Kafka en la orilla” de Haruki Murakami, un encuentro entre la juventud y la vejez, entre el quinceañero Kafka y el anciano Satoru Nakata, que perdió sus capacidades mentales tras un desmayo que sufrió de niño pero que a cambio aprendió a hablar con los gatos.

 

Para el final hemos dejado la obra más ligera, “ Tres abuelas y un joyero de ida y vuelta”, que forma parte de la trilogía de Minna Lindgren y que en clave de humor, nos cuenta las aventuras de tres ancianas que se dedican a resolver asesinatos.

¡Así que ya sabéis, animaos a disfrutar siendo durante unos días alguno de estos interesantes personajes! Quien sabe, quizá también nos ayude a ponernos un poco en su lugar, ¿no?

 

 

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR