O LECER | Pensar antes de hablar y actuar
52349
post-template-default,single,single-post,postid-52349,single-format-gallery,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.7.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Pensar antes de hablar y actuar

Pensar antes de hablar y actuar

Los microedadismos conviven con nuestro día a día y en ocasiones pasan incluso desapercibidos. Por ello, es importante detectarlos, darle la importancia que realmente tienen y ponerles solución. Eliminando estos prejuicios e ideas preconcebidas conseguiremos mejorar la vida de los mayores.

 

Algunos ejemplos de los microedadismos más comunes que nos solemos encontrar son:

 

  1. Las personas mayores no necesitan asistencia psicológica, si están deprimidos le suministramos medicación y listo

 

  1. Comparar a los senior con los niños y dar por hecho que les divierten las mismas cosas

 

  1. Llamar abuelo o abuela a cualquier persona mayor por el simple hecho de tener una edad avanzada

 

  1. Hablar a las personas mayores vocalizando exageradamente como si fuera la única manera de que nos entiendan

 

  1. Dar por hecho que hay ciertas cosas que un senior no puede hacer debido a su edad, a pesar de que sus limitaciones físicas o condiciones de salud se lo permitan. Esto en muchas ocasiones se expresa con un “¡A tu edad!” o “Tú ya no estás para estas cosas”

 

  1. Pensar que saben menos que nosotros o que son menos inteligentes por ser mayores

  1. Numerosas expresiones que utilizamos habitualmente: viejo verde, vieja chocha, estás para el arrastre…

 

  1. Atribuir cualquier problema o enfermedad a un achaque de la edad

 

  1. Ser excesivamente paternalistas y no dejarles hacer las cosas por sí mismos, queriendo siempre mediar nosotros

 

  1. Hablar por ellos sin dejar que expresen lo que sienten u opinan

 

  1. No dejar que se expresen libremente a través de, por ejemplo, su forma de vestir y considerar que no tienen edad para vestir de cierta manera

 

  1. Asustarse si utilizan un lenguaje provocador o si se expresan sin pudor ni vergüenza

 

Tenemos que tener en cuenta que las personas de edad más avanzada son igual de heterogéneas que las de cualquier otra franja de edad y hay que ser conscientes de sus distintas realidades y características y no estigmatizarlos y despreciarlos por el hecho de ser mayores. Como sociedad nos toca pararnos a pensar si nuestra manera de relacionarnos con los mayores es del todo justa, detectar microedadismos y eliminarlos de nuestro día a día.

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies